Ser padre a los 40

Pablo 1 septiembre, 2014 0


papa-a-los-40-_

A diferencia de lo que muchas personas opinan, convertirse en papá después de los 40 años no es tan malo. Si bien es una edad biológicamente tardía para formar una familia, muchos especialistas afirman que los años en espera se pueden compensar con la presencia de un hombre más sereno, estable e informado. Estos elementos pueden influir positivamente en la educación y desarrollo de un pequeño. La estabilidad económica del padre también es un factor muy favorable para el crecimiento de un hijo.

Ahora bien, también existe la posibilidad de que el niño sea sobreprotegido o consentido, aunque todo depende de la circunstancia personal y emocional del papá y por supuesto también de la madre.

Muchos son los hombres que deciden tener hijos a edades más avanzadas, una decisión muy personal que también debe considerar posible contratiempos para concebir. A partir de la cuarta década, la cantidad y calidad de los espermatozoides disminuye, lo cual en ocasiones impide la fertilización de un óvulo. Un hombre que ha resuelto ser padre a esta edad debe, como primer paso, acudir con un especialista para verificar su estado de salud, ya que es precisamente en este periodo de la vida cuando aparecen algunos padecimientos como hipertensión, diabetes o colesterol alto, enfermedades que pueden repercutir en la capacidad reproductiva.

Ser padre a los 40 años de edad puede ser una experiencia serena e imperturbable, todo depende de la actitud del padre ante este maravilloso evento.