La leyenda del diente, una leyenda budista

blogerredas 18 enero, 2011 0

Diente Buda



Para adentrarnos de una forma diferente a las particularidades de esta milenaria religión, hoy les contaremos una de sus principales leyendas, la cual a través de su relato revela mucho de la esencia del budismo. Así, nos adentraremos en la denominada “leyenda del diente”, la cual tiene que ver con el momento de partir de este mundo del principal exponente de esta religión, Buda.

Según lo que ha trascendido a través de las diferentes generaciones, en el momento que Buda murió, su cuerpo corrió la suerte de ser incinerado en una pira de sándalo, y después de ese ritual, su diente canino izquierdo fue milagrosamente encontrado por una de las discípulas del maestro, la cual llevó el diente hasta las manos del rey de Dantapuri, para que sea venerado.

A partir de entonces, se mantuvo la creencia de que quien fuera el poseedor del diente, tendría el derecho divino a gobernar aquellas tierras, y debido a esto fue que se desataron numerosas guerras, con el único objetivo de poseer ese objeto tan preciado.

Así, un rey llamado Paandu ordenó que el diente fuera llevado hasta su ciudad para ser destruido; lo que no supuso Paandu es que una vez en presencia del diente iba a ocurrir un milagro que causaría que se convirtiera al budismo.

Por otra parte, en el siglo IV, esta importante reliquia cayó en manos del rey Guhaseeva de Kalinga, y así como Paandu, el mismo se convirtió al budismo, lo que produjo cierto descontento en muchos de sus súbditos, que habían visto como su rey había dejado a un costado sus creencias en Dios para comenzar a adorar a un diente.

Este rey fue atacado por varios príncipes que aspiraban a la posesión de este diente, pero una vez que llegaron a esta ciudad, los herederos del rey, es decir su hija Hemamala y su esposo Dantha, huyeron llevándose el objeto tan preciado.

De esta forma, cada lugar donde era recibido el diente comenzaba a sentir la flameante llama del budismo, y hasta el día de hoy la reliquia del diente es considerada una representación simbólica de la vida de Buda, y de esa forma se le llevan miles de ofrendas.