La ética y la meditación en el budismo

blogerredas 18 febrero, 2011 0

Budismo


Hay dos conceptos que son muy importantes para tener en cuenta en el ámbito del budismo. Ellos son la ética y la meditación. Toda la ética budista está basada en los principios de ahimsa, que se refiere a no ocasionar daño a otra persona, pero también por el camino medio, que se refiere a la moderación. Es decir, no reprimir, pero tampoco aferrarse a nada. Para ser más claros, la ética en el mundo del budismo no dista demasiado de la que recibimos en la educación en la escuela. Esto significa que toda acción no debe tener una consecuencia que dañe o perjudique a un tercero. Para eso hay que hacer un determinado esfuerzo que será el que marcará la carga kármica de la acción.

Hay una gran diferencia entre una regla que es impuesta por una autoridad, o un precepto que es una guía ética de cada uno de los sujetos. Hay cinco preceptos que están contemplados en la ética budista. Estos son: No tomar lo que no es dado, no hablar de una forma dañina (en este punto se marcados la mentira, la obstinación, la charla vana, el cotilleo, la rudeza), no mantener una conducta sexual incorrecta, que pueda causar un daño a otra persona, no matar y no consumir intoxicantes, ya que estos perjudican a nuestra propia mente.

Por su parte, la meditación es la practica que más caracteriza al budismo. Hasta aquel que no conozca nada sobre la religión podrá identificar esta actividad, y la relacionará directamente con el budismo.

Por último, hay que decir que la meditación budista está basada en el samadhi. Este es necesario para la correcta realización del Nirvana. Hay distintas etapas de la meditación o del jhanas. Todas ellas se marcan en el camino hacia el Nirvana.