El budismo, los desastres y la religión

blogerredas 14 Marzo, 2011 0

desastres



Luego de que se haya terminado la segunda Guerra Mundial, Japón está viviendo el momento más duro que atravesó el país. En esta oportunidad no fue el ser humano el que generó el desastre, sino que la naturaleza le dio un espaldarazo difícil de reponer. Un terremoto de grado nueve acompañado por un tsunami gigantesco dejó a la ciudad en ruinas. Pero eso no fue todo, sino que después se generaron más problemas entre los cuales se destaca las diferentes reacciones nucleares, que es una gran amenaza para la comunidad. El comportamiento de la población fue realmente inmejorable, debido a que no se produjeron saqueos y todos mantuvieron la calma como corresponde. Esto se debe a una justificación muy clara: la preparación de las personas para este tipo de eventos.

En este aspecto hay que remarcar que juega un papel muy importante la practica de la religión budista. Esta tradición religiosa y filosófica cumplió un rol fundamental en toda la sociedad. El núcleo de la enseñanza budista es que toda vida representa el sufrimiento y la insatisfacción. Por eso, el origen de la misma está marcada por un instinto de supervivencia. Esta virtud era algo completamente importante para que en Japón reine la calma.

Además, en la practica del budismo se tiene que asumir la contingencia y la finitud radical del yo personal. En este sentido, se tiene que poder tomar distancia de todas aquellas pasiones y sufrimientos que nos rodean, y se tiene que mandar sobre ellos. No obstante, se tiene que poder formar parte del saber iluminado, que es el amor a la sabiduría, y la indagación de la divinidad última.